Fondo

martes, 15 de enero de 2013

Castillo de Alarcon


El castillo de Alarcón, Cuenca (España) forma parte del conjunto de fortificaciones establecidas en torno a la villa conquense de Alarcón. Esta plaza fuerte consta de un recinto amurallado que alberga el núcleo de población y el castillo propiamente dicho, y de cinco torres exteriores aisladas y estratégicamente dispuestas.
De origen árabe, dependió inicialmente la fortaleza del emirato de Córdoba. Tras la descomposición del califato cordobés y la formación de los reinos taifas, se subordinó al de Toledo. Durante su permanencia en poder de los musulmanes sirvió de bastión defensivo en sus pugnas internas. En 1184, Fernán Martínez de Ceballos, capitán de las tropas de Alfonso VIII, asedió la fortaleza durante nueve meses y la ganó finalmente para su rey. Se vio recompensado con el privilegio de tomar el nombre de la villa por apellido, cosa que hizo, pasando a llamarse Martínez de Alarcón y dando con ello origen a este nuevo linaje.
A partir de entonces, el castillo de Alarcón mereció la atención de los sucesivos reyes de Castilla que lo engrandecieron y reforzaron, a la par que le dotaron de un fuero propio (1186) y le otorgaron el señorío de amplios territorios circundantes. Todo ello fue puesto en manos de la Orden Militar de Santiago por Alfonso VIII. Cuando en 1212 se libra la trascendental batalla de Las Navas de Tolosa, el concejo de Alarcón concurre a la misma sumando sus propias tropas a las del rey. A principios del siglo XIV, el Infante don Juan Manuel recibió de Fernando IV el señorío de Alarcón, castillo incluido. En este noble retiro escribió alguna de sus obras literarias. A la muerte del infante retornó al patrimonio real, para ser cedido ya en el siglo XV a don Juan Pacheco, marqués de Villena. El marquesado, en las personas de don Juan y de su hijo don Diego López Pacheco, tomó partido por Juana la Beltraneja y se enfrentó a los Reyes Católicos; en esta porfía logró mantener los castillos de Belmonte, Garcimuñoz, Alarcón y el Ducado de Escalona .
Superada la Edad Media, el castillo de Alarcón sufrió el deterioro propio de un inmueble abandonado y en desuso. En 1712 pertenecía al marqués de Aguilar y los alarifes hacen un informe en el que mantienen que era necesaria una reforma urgente para que no se derrumbara.
En el año 1720 el Castillo estuvo gobernado por Alejandro de Alarcón y la duquesa Julia de Alarcón ambos refugiaron a mucha gente durante los conflictos en el país llegando a ser héroes de la región.
Leyenda
En tiempos lejanos vivía en el castillo el señor de toda la zona. Tenía este una hermana muy hermosa y casadera que muchos pretendientes deseaban. Entre ellos, el hijo del señor de otras tierras cercanas, famoso por su mala vida; por ello, al primer intento de pedir su mano fue echado sin contemplación.
Tiempo después llegó a conocimiento del señor del castillo el profundo rencor que el pretendiente rechazado sentía y los planes de éste para asesinarlo y secuestrar a su hermana. Así, cierto día en que llegó un extraño con la intención de entrevistarse con él en privado, sospechó de que podía tener la intención de matarlo, por lo que preparó la recepción con gran esmero.
Finalmente, las sospechas se confirmaron y en el último momento cuando el desconocido iba a abalanzarse sobre el señor, los criados lo retuvieron y le dieron muerte, para después mezclar su cuerpo con la argamasa que estaban preparando para unas obras que se estaban haciendo en el castillo.
La leyenda del castillo de Alarcón cuenta cómo los bloques de piedra del muro que lo rodea se tiñeron de sangre, presentando en la actualidad unas curiosas manchas negras y rojizas entre la argamasa.




15 comentarios:

  1. Ese castillo lo tenía previsto ver a la vuelta de un viaje que hice a Alcoy. Coincidió en Diciembre y con grandes nevadas en esas fechas no pudimos ver muchos sitios que teníamos planeado, entre ellos Alarcón...Queda pendiente.
    Me alegro de que te haya gustado la entrada que he publicado...Más de la mitad es tuya.
    Cuando vengas por Asturias a ver si nos vemos y tomamos una sidrina.
    Un abrazo, Conchi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro, ya comunicaré cuando visitaré de nuevo Asturias, así que están pendientes esas sidrinas.
      Un abrazo.
      Conchi

      Eliminar
  2. Hola Conchi,magistral!!eres mi escula particular,que bonita historia donde el Amor,la codicia y el engaño se hicieron dueño de un hermoso castillo.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias FANTASÍA, casi todos los castillos tienen sus historias truculentas.

      Un abrazo.
      Conchi

      Eliminar
  3. hola conchi,no sabia que en cuenca hubiese un castillo tan bonito y con tanta haitoria,menos mal amiga que te tengo a ti para conocer un poco mas de tu pais hermoso que es españa,ojla cuando vuelva algun dia pueda visitar en persona estas maravillas.

    te dejo besitos y abrazos y muy feliz semana!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sony, en España hay tantos palacios y castillos que tendrías que venirte a vivir aquí para conocerlos todos.
      Un abrazo.
      Conchi

      Eliminar
  4. Hola Priego, paso rapida para dejarte mi saludo, no tengo internet en cuanto lo tenga vuelvo a visitar y seguir tu lindo blog, gracias. Un fuerte abrazo, con cariño. Lola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Serás bien recibida siempre que quieras visitarme Lola.
      Un abrazo. Conchi

      Eliminar
  5. Hola Conchi. Tu y tus castillos nos sirven a todos para adquirir un poquito mas de cultura. Gracias por ello.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julia vamos a tener que hacer alguna visita a los castillos que tenemos más próximos ¿que te parece?.
      Un abrazo.
      Conchi

      Eliminar
  6. MIra que he visitado la ciudad, pero no me he fijado en las manchas de las piedras.
    Siempre aleccionadora.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belén, la próxima vez que visites el castillo ya tienes algo nuevo por descubrir.
      Un beso. Conchi

      Eliminar
  7. Gracias amiga por venir a mi rinconcito siempre, por tus palabras, por tu estímulo, a veces estoy a medio camino, melancólica.
    Un beso grande.
    Abrazos.

    Pd impresionante la leyenda y las manchas de sangre que pueden verse... cuánta historia en sus muros misteriosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luján, para mi, pasearme por tu blog es adquirir nuevos conocimientos en todos los aspectos. Gracias por tus visitas. Un abrazo.
      Conchi.

      Eliminar
  8. Wow! bonito castillo de Alarcon, no lo conocia y mucho menos su historia...debe ser una experiencia unica pasear por sus distribuciones y observar las manchas en las piedras...lindisimo!
    besos, feliz semana!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...