Fondo

martes, 12 de marzo de 2013

La niebla de los recuerdos (el desenlace)



Capitulo IV
En los mese siguientes cuando sus recuerdos eran claros, se había preguntado muchas veces, ¿como era posible  que su marido hubiera cogido el avión en Túnez (según le habían dicho en el aeropuerto) y no llegara a Barcelona?, era un gran misterio, ademas ¿que significaban los pendientes que había en la maleta?, ¿eran para ella y en que momento había pensado no volver? Nunca sabría porqué no lo hizo, al menos para darle una explicación por muy dolorosa que fuera, pues mas doloroso había sido su encuentro en Bangkok, del cual no conseguía recuperarse, ¡¡los recuerdos la atormentaban noche y día!!, ¿Como era posible que, el hombre que le había jurado amor para siempre era el que más dolor le había causado?. 
Unos meses mas tarde, la policía se pone en contacto con ella para comunicarle que habían detenido a una persona que, según la documentación se llamaba Carlos Feliú Llorente, el nombre de su marido y había de pasarse por la comisaria para testificar que era  él. Nada mas llegar, la pasan al despacho del teniente, donde permanece el detenido, con gran sorpresa, la Nuria descubre que no es Carlos. Era un señor totalmente desconocido para ella pero en la documentación ponía el nombre y el domicilio  correcto de su marido.
Cuando la policía interroga al detenido, este confiesa, que él también estaba de viaje en Túnez cuando, en la cafetería del hotel donde se alojaba, Carlos va entablar conversación  con él, para acabar proponiendole, lo que según decía, era un buen negocio y quedaron de acuerdo para verse al día siguiente.
El detenido, que en realidad se llamaba Joan Vallcanera, confiesa que el verdadero Carlos Feliú le había pagado 50.000 € para que se hiciera pasar por él, le proporcionó toda la documentación falsa para viajar a Barcelona, con instrucciones para  que cuando llegara al aeropuerto dejase la maleta abandonada y se deshiciera de la documentación, pero él se  había quedado los documentos por si algún día los necesitaba, ya que tenia un pequeño problema con la justicia.
 Nuria vuelve a la clínica más confusa que nunca, su mente ya muy deteriorada, con esta última noticia se había hundido del todo.
Hoy es un día en que tiene los recuerdos muy claros, pero a veces son como la niebla que hoy cubre el jardín, pasa meses sin saber quien es ella misma. Unas lágrimas caen por su cara y piensa, que es mejor no tener recuerdos. Así no tiene que pensar en la escena de una chica asiática con una niña de ojos azules como el cielo acompañadas de Carlos. Es tan doloroso recordar...........!!
                                                  FIN


22 comentarios:

  1. El marido una perla que le ha destrozado la vida que ella pensaba era estable. Entiendo que cuando se sufre se desee tener el don de borrar los recuerdos como única salida a que el dolor desaparezca. Desgraciadamente, a menos que acabes un poco majareta, eso no puede ser.
    Bueno, fin del relato, a ver qué vendrá ahora.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nena: con hombres como el tal Carlos es mejor no toparse, ya que te amargan la vida para siempre. Epero que el próximo tenga mejor final.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Recuerdos que permanecerán siempre por esa situación desgarradora y surrealista.
    Precioso.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose Luis: la mayoria de las veces permanecen en tu vida para siempre.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Situaciones y casos como este se dan a veces en la vida real. El ser humano es tan voluble como una veleta y sopla según le empuja el viento.
    Por suerte no todos somos así. Me ha gustado este relato.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Julia. lo malo abunda pero prevalece mas lo bueno.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Real como la vida misma.
    Lo mejor borrar a ese impresentable de su vida y seguir como si nunca le huibiese conocido.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Belén: lo mejor hubiera sido borrarlo de su vida, pero a veces la mente va por otro derroteros que no son los que quisiéramos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. La vida real es tan dura con las emociones muchas veces, ojala lo hubiese borrado de su vida a tiempo...otro hubiese sido el resultado.
    besos, hermoso relato!

    ResponderEliminar
  6. Patricia, muchas veces la vida nos tiene asignadas cosas que nunca imaginamos que vayan a pasar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Priego, vaya modelito, mejor seguir su camino en solitario.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Universo, tienes razón, mejor solas que mal acompañadas, pero el destino a veces nos juega malas pasadas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola Priego,
    que sorpresa, me encuentro con una novela muy buena por cierto. El dolor y la desazon que siempre trae aparejado el desprecio, la deslealtad y el desamor... lamentablemente, es mas comun de lo pensado.
    Felicidades por este buen trabajo, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carolina me alegra que te haya gustado mi relato y te doy las gracias. Estas situaciones como bien dices se viven a diario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Priego, gracias por tu visita y comentario en mi blog, aceptado de antemano tu invitación y en justa correspondencia, vengo a este agradable sitio donde tomare asiento para disfrutar, en principio, de la lectura de los capítulos de este relato “La niebla de los recuerdos” que promete ser interesante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido a mi blog José, gracias por tu visita. Espero que los cuatro capítulos de los que se compone (La niebla de los recuerdos) te guste.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Sí hay recuerdos que duelen, pero acabaran por no hacerlo.

    Espero estes bien, saludos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beatriz, al principio los recuerdos duelen mucho, pero con el tiempo los borras de tu mente.
      Feliz domingo para ti también amiga.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. le destrozaron la vida evidemente en la vida real sucede sobre todo en aquellas personas que por su debilidad emocionla no logran recuperarse y los recuerdos a vece te dejan marcada para el resto de tu vida.. en fin amiga bueno felicitarte por este relato apesar de su triste final está muy bien logrado donde nos atrapas de princpio a fin , con mucho cariño recbe un fuerte abrazo y a seguir plasmando lo escribes super bien

    ResponderEliminar
  12. Hola amiga Beatriz, para superar recuerdos como los de Nuria se ha de tener mucha fortaleza y a veces esta misma nos falla. Gracias por elogios me alegro que te haya gustado, es lo primero que escribo y tengo en mente otro relato que ya lo iré publicando mas adelante.
    Un abrazo fuerte y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  13. Me he quedado 'atrapada' con tan 'inquietante' relato.
    Jajaja espero impaciente la continuación, porque ...¿la hay no?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Indiasema, la verdad es no había pensado en que hubiera continuación, me pareció que con los cuatro capítulos publicados ya era suficiente ¡¡siento decepcionarte!!. Si algún día escribo una segunda parte, os lo comunicaré.
    Gracias por tu visita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...