Fondo

domingo, 11 de agosto de 2013

Calatañazor



Calatañazor es una localidad y también un municipio de la provincia de Soria, partido judicial de Soria, Comunidad Autónoma de Castilla y León, España. Pertenece a la comarca de las Tierras del Burgo. 
Está situado a orillas del río Milanos, al suroeste de la capital, de la que dista 32 km. Tiene alrededor de 70 habitantes. Comprende las pedanías de Abioncillo yAldehuela. 
La llegada a Calatañazor por su parte alta depara una panorámica de la medieval ciudad que presenta por ese lado, el suroriental, el escarpe a cuyo pie discurre el río Milanos. La profundidad de la hoz torna innecesaria la utilización de murallas para la defensa de la población; su caserío se muestra por este frente formando una irregular fachada sobre cuyo perfil destaca la iglesia parroquial.
En su acceso por la zona baja, viniendo desde Muriel de la Fuente, las murallas que guarnecen la población por este flanco y las ruinas del castillo otorgan a la localidad ese peculiar aspecto de fortaleza que la caracteriza.
Todo en Calatañazor tiene sabor tradicional de remotas centurias y atestigua el paso de los siglos como si éstos lo hubieran hecho medrosos y de refilón, sin querer hacerse notar: calles empedradas con canto rodado, casas con desplomadas paredes de tapial de barro y paja o tosca mampostería de piedra, estructura y trabazón confiada a irregulares rollizos de enebro, puertas protegidas por postigos de media altura, cubiertas de teja sobre las que se alzan las genuinas chimeneas cónicas pinariegas.
Un conjunto típicamente medieval en su interior y no menos en su exterior, rodeado como está de recia muralla cuyos lienzos y cubos cubren todo su perímetro, con excepción del flanco oriental.
Cuenta además con abundantes restos de un señorial castillo, con dos iglesias —una de ellas románica— y con una tercera muy arruinada pero que todavía deja entrever su románica hechura. Tantos méritos le valieron a la villa de Calatañazor la declaración de Conjunto Histórico-Artístico Nacional en 1962.
La etimología del actual topónimo de Calatañazor lo haría provenir del árabe Qal`at an-Nusur (قلعة النسور), que puede ser traducido por «Castillo de las Águilas». En atención al origen árabe de su denominación cabría pensar que también lo es el de la población; mas, no. El poblado se remonta a unos diez siglos atrás, aunque no en su presente ubicación.
El primitivo asentamiento se corresponde con el de la ciudad arévaca de Voluce que, según estimaciones arqueológicas, podría emplazarse a un kilómetro de Calatañazor sobre un cerro lindante con el río Milanos que se conoce como Los Castejones. Allí habría permanecido Voluce desde el siglo III-II a. C. hasta el siglo IV-V de nuestra era, es decir, durante todo el periodo de presencia o dominación romana en la Península. Con las invasiones germánicas los habitantes de la antigua ciudad debieron encontrar mejor acomodo en el promontorio que ocupa la actual Calatañazor y trasladarse a él.
De la época visigótica pudieran ser las tumbas antropomorfas que aparecen excavadas en la roca en la base del castillo, visibles desde éste y accesibles por la vega. En el siglo VIII se extendió por la Península Ibérica el dominio musulmán que alcanzó, por supuesto, a estas tierras en las que dejó perdurable huella. Precisamente en relación con las luchas que en ellas se libraron entre los cristianos del norte y los musulmanes del sur pudo producirse el acontecimiento que ha proporcionado más celebridad histórica a Calatañazor.
Era el verano del año 1002 Almanzor (Al-Mansur, esto es, «el victorioso»), general de los ejércitos del califa cordobés Hisham II y auténtico caudillo y soberano fáctico de Al-Ándalus, estragaba como cada estío durante las dos décadas anteriores las comarcas cristianas desde Santiago de Compostela hasta Barcelona.
La campaña militar de aquel año le había llevado por tierras riojanas a San Millán y Canales, de donde regresaba a sus cuarteles de invierno andaluces. Lo hacía victorioso pero enfermo. La ruta a seguir hacia Medinaceli le haría remontar el puerto de Santa Inés desde los Cameros y traspasar el portillo de Cabrejas, para salir a campo abierto frente al peñasco de Calatañazor. Hasta aquí la historia y en adelante la leyenda.Sancho García, a la sazón Conde de Castilla, que se había enfrentado a las huestes de Almanzor dos años antes en Peña Cervera, donde, si bien resultó derrotado como siempre, apreció quizá debilidades nunca antes advertidas en los ejércitos mahometanos, bien pudo calcular que había llegado el momento y la ocasión de rendir en combate a Almanzor, envejecido, enfermo y ahora en retirada.
Así pudo haber sucedido la Batalla de Calatañazor, aunque documentalmente no sea dado asegurarlo ni desmentirlo. La tradición sostiene que «en la Calatañazor perdió Almanzor el tambor», que es tanto como decir que perdió su talismán de imbatible y que resultó derrotado. Como la imaginación no está sujeta al rigor histórico, contemplando desde el castillo la extensa llanura hoy llamada Valle de la Sangre, puede uno asistir a la carga de las mesnadas de Sancho García contra las tropas califales y a la huida de éstas por el camino de Bordecorex haciaMedinaceli. Sí parece seguro que Almanzor murió la noche del 10 al 11 de agosto de 1002 y que fue sepultado en Medinaceli.
En el curso de la Edad Media se vincula Calatañazor con diversos personajes de la realeza castellana como Alfonso X, Sancho IV o María de Padilla: los dos primeros porque honraron la villa con su presencia en alguna ocasión; María, esposa de Pedro I "el cruel", porque pertenecía al linaje de los Padilla, señores de Calatañazor. Esta familia, procedente de Padilla de Yuso (hoy Coruña del Conde, Burgos) obtuvo el señorío de su villa de origen y el de Calatañazor, y de ella formaron parte Juan Fernández de Padilla, notorio por sus enfrentamientos, incluso armados, con el obispado de Osma, su nieto Juan de Padilla, adelantado mayor de Castilla, el hijo de éste, Pedro López de Padilla, también adelantado mayor de Castilla pero con título obtenido a perpetuidad de Enrique IV, Martín de Padilla, nacido en la propia villa de Calatañazor e interviniente en la batalla de Lepanto, al que Felipe II otorgó el cargo de capitán general de las galeras de España, y la ya citada María de Padilla, amante de Pedro I, quien, casado con Blanca de Borbón, declaró ante las Cortes convocadas en Sevilla (1362) haber contraído matrimonio con María antes que con Blanca, por lo que aquélla fue reconocida como reina y sus hijos como herederos de Castilla.
Ya en el siglo XVII la plaza de Calatañazor pasó de manos de los Padilla a la casa de los duques de Medinaceli. A ésta perteneció hasta que, por fallecimiento sin descendencia de Luis Francisco de la Cerda, su 9º duque, heredó el patrimonio su hermana María y recayó, por enlace matrimonial de ésta con el marqués de Feria, en este linaje nobiliario un siglo después.
A la caída del Antiguo Régimen la localidad de constituye en municipio constitucional, entonces conocido como Caltañazor, en la región de Castilla la Vieja, partido de Almazán que en el censo de 1842 contaba con 57 hogares y 232 vecinos.
Lo que aún perdura del castillo, y que hoy podemos contemplar, se remonta al siglo XIV oXV, sin perjuicio de que en la torre del homenaje se distingan algunas piedras aparejadas al modo árabe que hablan de un origen anterior. Como ha quedado dicho en la reseña histórica, el castillo-palacio fue solar de los Padilla y en él nacieron varios de sus destacados miembros.
La torre del homenaje fue objeto de una somera restauración relativamente reciente; es el único elemento que presenta algún detalle de interés, como la sillería de sus esquinas o la ventana gótica que se abre en uno de sus paramentos. Los lienzos de esta torre, como todo lo demás, son de mampostería.
Resisten en pie dos cubos y varios tambores de la muralla circundante. Es visible también el foso que lo aislaba y defendía por el lado de la población.




25 comentarios:

  1. Hola Priego, que tengas buen inicio de semana. Aprovecho para decirte, que me voy unos días de vacaciones nos vemos a la vuelta!!!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Universo, que pases unas felices vacaciones y disfrutes mucho. Nos escribimos cuando regreses.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Pasé muy cerca de Catalañazor, cuando venía de Soria a Burgo de Osma. Fue una pena no parar...¡¡¡Siempre con las prisas!!!
    Ya tenía ganas de ir y con tu Entrada de hoy me ha dado más ganas aún...Así que a ver si puedo visitar esta maravilla de escenario lleno de Leyenda y Belleza.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro, como es un pueblo muy pequeñito se visita rápido, no dejes de hacerlo cuando puedas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Priego.." Calatañazor "

    Son muy interesantes todas tus notas,
    a medida que las publicas, no adentramos
    en ellas caca vez con más entusiasmo

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Doris, si te entusiasman mis entradas, ya tengo un motivo más para seguir publicando.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. hola conchi,un paseo precioso por este magico rincon de españa que no conocia,por eso me gusta pasar a visitarte porque siempre descubro lugares maravillosos de tu querida tierra.

    te dejo besitos y abrazos y muy feliz semana!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Sony, siempre hay lugares por descubrir y que pienso seguir por otros rincones de España.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Pequeño pueblo medieval con todo el encanto que caracteriza a este tipo de pueblos y además con mucha historia y leyenda.
    Mira tu que lo del tambor me ha hecho gracia a mi. ¡Menudo el tal Almanzor!
    Gracias por regalarnos Historia.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga Julia, nosotras compartimos el gusto por los pueblos medievales. Lo del tambor igual tiene alguna historia más que te pueda servir para tus publicaciones de Palabras hechas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Priego mi niña atrapaste como siempre en este relato una histria para mi fascinante dejandom eenamoradas de este pueblo y sus castillos uufffff sus calles gracias!! por permitirme leerl, dulces sueños desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz, estos pueblos nos transportan con la imaginación a la Época Medieval cuando los visitamos, a mi me encantan.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. Este hermoso pueblin y otros similares, son la autentica riqueza de nuestro pais, aunque desgraciadamente los están ''desapareciendo''

    Priego es una gozada pasearme por tu delicioso blog ¡gracias!
    Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Indiasema, tienes razón, ya que hay algunos pueblos totalmente abandonados.
    Gracias por tu visita.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. hola priego, que bonita ciudad nos enseñas. Me encantan las ciudades medievales, es una maravilla. Gracias por compartirlo. besos

    ResponderEliminar
  10. Gracias Alicia por tu visita, también yo siento debilidad por estos pueblos, que para mi tienen mucho más encanto que las ciudades modernas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Respuestas
    1. ¡¡Hola Princesa!! Gracias por pasarte. Cuídate mucho, espero tu pronta recuperación. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  12. Priego, mi querida hermosa amiga!
    tu nuevo post es tan radiante de enigma medieval que me da luz y felicidad :) *
    Gracias por siempre compartirnos la historia de estas hermosas villas poeticas, que son puro deleite y magia para mi.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Carolina, procuro que mis post sean de vuestro agrado, gracias por venir a visitarme.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Preciosa y bien documentada entrada, como nos tienes acostumbrados.
    Este pueblo no lo había oído nombrar en mi vida, pero he quedado prendado de él; que belleza, que historia hay detrás de esas murallas, todo, una maravilla, y que en la primera oportunidad que tenga, lo visitaré.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel, hay tantos pueblos medievales en nuestro país que sería imposible conocerlos todos, son una belleza.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. GRACIAS POR TRAERNOS DE VIAJE A TAN BELLOS E HISTORICOS LUGARES. ES GRATIFICANTE VER LAS IMAGENES Y DEJAR QUE EL PENSAMIENTO VUELE TRATANDO DE CONVERTIR EN PALABRAS LAS SECUENCIAS DE AQUELLOS QUE FORMARON PARTE DE ESOS MUROS, QUE DIERON SUS PRIMEROS PASOS... HACE TANTÍSIMOS AÑOS.
    BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luján, me gustaría retroceder en el tiempo para conocer esos hermosos pueblos en todo su esplendor.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Priego mi niña contigo voy aprendiendo cada rinc´n de España , gracias aqui apuntando contigo te quedó lindo gracias por compartir besos desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...