Fondo

miércoles, 22 de agosto de 2012


El castillo de Sigüenza


El castillo de los Obispos de Sigüenza es un palacio-fortaleza situado en el municipio español de Sigüenza en la provincia de Guadalajara (Castilla- La Mancha) (España). Fue erigido en el primer cuarto del siglo XII sobre otro anterior musulmán. Sufrió reformas en los siglos XIV. XVI. y XVIII y fue parcialmente destruido en el siglo XIX, en el año 1811 y durante las guerras carlistas, y en el siglo XX, durante la guerra civil (1936-1939), lo que obligó a una restauración casi total siguiendo los planos y documentos antiguos. Actualmente es Parador Nacional de Turismo.

Leyenda
Cuenta la leyenda que era joven, bella, rubia y de ojos azules. Tenia apenas quince años y llegaba a la corte de Castilla y León para ser la reina y señora. Se llamaba Blanca y era hija de Pedro I, duque de Borbón y sobrina del rey de Francia. Corra el año 1353 y hacia tres que Don Pedro de Castilla reinaba como sucesor de su padre Alfonso XI. Entre los reinos de Castilla - León y Francia se había establecido una alianza que se sellaba con el matrimonio de Doña Blanca y Don Pedro I de Castilla. A la llegada de la princesa francesa se celebró el matrimonio de manera inmediata, pero el feliz acontecimiento podría tener desafortunadas repercusiones políticas debido al escandaloso comportamiento del rey, éste repudió a la recién desposada negándose a consumar el matrimonio,  y dos días después partía para reunirse con su amante, María de Padilla, con quien mantenía una relación hacia tiempo.
Así comenzaba el calvario de la joven reina que dado el valor político fue usada tanto por unos como por otros según sus intereses particulares. En ausencia del rey, se colegiaron en Tordesillas con numerosos huestes la madre del rey, Doña María, su tía la reina viuda de Aragón,  don Alfonso de Alburquerque, muchos nobles afectados de Castilla, obispos y el Cardenal enviado por el Papa Inocencio VI. Tomado por sorpresa, el rey  no tubo más remedio que claudicar y fue obligado a jurar que volvería con Doña Blanca, que por entonces estaba encarcelada en Toledo, pero una vez libre se dedicó a vengarse de todos los conjurados en su contra.
Fue en busca de Doña Blanca y se la llevó de nuevo a Sigüenza, donde la encarceló nuevamente en una pequeña celda en el castillo, sede del obispo. Por su comportamiento se unieron en armas Francia y Aragón que apoyaron además a don Enrique de Trastámara, hermano bastardo del rey, contra don Pedro I. Temió don Pedro que fuese liberada doña Blanca y decidió trasladarla a tierras de Medina Sidonia, confinándola en una torre del Alcázar, que todavía existe y que se conoce como la torre de doña Blanca. 
Era el año 1361 y doña Blanca moría asesinada a los 23 años por un disparo de ballesta, supuestamente por orden de don Pedro. Hay otra creencia en torno a su muerte y es que se dice que murió envenenada, pero esto es algo que nunca se pudo probar.







1 comentario:

  1. Hace unos años estuve en esta bella Población y, realmente, me encantó. La Catedral, la Casa del Doncel...El Castillo que, ahora, es Parador...Una Preciosidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...