Fondo

viernes, 3 de agosto de 2012




UNO DE TANTOS

Nadie quiere creerlo, pero yo soy bueno. La gente no puede ni imaginarse, lo que es el dolor que se siente , es algo que no está en ningún sitio del cuerpo, pero que quema como el fuego. Son alfileres  que te pinchan, desgarrones dentro del vientre,un hierro ardiendo en los ojos; Es....;que no se puede explicar. Porque tampoco es el dolor; no! no es eso, es la angustia, es la ansiedad que te hace palpitar las sienes como tambores y no te deja pensar. Aunque tampoco es así; es el frío; que te hace tiritar y temblar; son las convulsiones que duelen, y que provocan ese estado de ansiedad y esas nauseas que no se quitan nunca. y no es que me vuelva loco, no! lo que ocurre es que no se puede aguantar; es insoportable y uno hace lo que hace; y cuando me pongo la dosis y me tranquilizo soy una buena persona. solo tengo veinte años y ya ni me acuerdo cuando empecé con esto. Seguramente fueron los amigos, el Antonio aquel de Madrid que estuvo aquí el verano con sus chulerías. Nos tenía  agallinados a todos con su superoriadad y su cartera que perecía que no se acababa nunca.Todas las chicas estaban por el , y nosotros tontos mas que tontos fumando canutos uno detrás de otro y todas aquellas porquerías que había traído de la capital. 
No he vuelto a verlo desde aquel verano, seguramente se habrá muerto, porque con tanta basura en las venas no hay quien aguante.
Yo sabía desde hace tiempo que esto iba a acabar mal, pero no esperaba que llegara tan pronto. Estoy muy asustado con unas manchas que me han salido en el pecho y las piernas; se las enseñé al Chispa y me dijo que era sida, que ya las había visto en otras personas. yo ya me lo imaginaba y no me cogió de sorpresa, pero desde entonces estoy con un nudo en el estómago que no se me quita. Pienso en la Carlota, que seguro la habré contagiado, y en mi hermano, que se afeita con la misma cuchilla que yo y raro es el día que no nos cortamos. Y aquí estoy callado como un puta porque no quiero soliviantar a todos y amargarles la vida; y solo se maldecir al Antonio y a todos; y a este mundo que me ha hecho un desgraciado y me va a matar con veinte años;.... y me parece mentira que solo hace tres o cuatro, yo era un tío sano que soñaba con ser futbolista y jugar en el Atlético.


2 comentarios:

  1. Espeluznante y por desgracia real, pero no por eso aprenden los que vienen detrás. Una entrada muy buena. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Conchi, te mando esta dirección de un blog porque se que te gustan mucho las leyendas, por si quieres usar alguna, si te gusta te lo enganchas a tu lista de blogs.

    http://universo-celta-leyendas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...