Fondo

sábado, 9 de marzo de 2013

La niebla de los recuerdos, (continuación......(.


Capítulo II.
Con gran angustia, Nuria sale del aeropuerto para dirigirse a la policía, pues quería poner una denuncia por la desaparición de Carlos ya que no era normal que si su marido había tomado el avión le dijesen que no sabían nada más.  Vuelve a casa muerta de dolor y miedo, pues no alcanzaba a pensar ¡que podía haber pasado! No sabia que pensar ni que hacer estaba desesperada, solo cabía esperar la investigación como le había dicho la policía.
En una cinta transportadora del aeropuerto, una maleta procedente de Túnez en la cual figuraba el nombre de Carlos Feliu en una tarjeta, da vueltas en solitario hace más de tres horas, ya no queda ningún pasajero, la gran sala está totalmente desierta, solamente se ven los equipos de la limpieza.Un empleado retira la maleta y la lleva a objetos perdidos por si alguna persona la reclama.
Eran más de las dos de la madrugada cuando suena el teléfono sobresaltando a Nuria. Llamaban desde el aeropuerto para comunicarle que el equipaje había aparecido, pero que de su marido no se sabia aun nada.
Rápidamente se traslada al aeropuerto, donde le hacen entrega del equipaje y vuelve a casa. Como conoce la clave, abre la maleta y no encuentra nada de extraño, la ropa de Carlos, algunas fotos de Túnez y en una pequeña caja roja unos pendientes, imaginaba con cuanta delicadeza habría elegido su marido aquel regalo para ella, tenía muy buen gusto, eran preciosos. Sin sacar nada cierra la maleta y la pone en el altillo de un armario. Nunca mas la volvió a abrir.
La policía de Barcelona y la de Túnez, investigaron el caso durante mucho tiempo pero Carlos nunca apareció y lo daban por desaparecido.
Durante cuatro años,  Nuria hubo de ir a siquiatras y psicólogos, ya que para ella era un suplicio vivir sin saber si su marido estaba vivo o muerto. Tenia la vida destrozada. Continuará...........


9 comentarios:

  1. La incertidumbre es mucho peor que la verdad.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es peor Nena, debe de ser desesperante vivir con esa angustia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡¡¡Que angustia...Que incertidumbre!!!
    Espero con ansiedad la nueva entrega.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose Luís: hasta yo parece que esté en la piel de la Nuria, esperando a ver que pasa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Conchi me tienes alucinada, que callado te lo tenías. Sigue escribiendo y podrás comprobar que esto es como una droga, una vez que empiezas ya no puedes parar. Espero impaciente la continuación
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Julia: ¿no te había comentado que tengo dos relatos escritos?, ya hace tiempo que los escribí pero hasta ahora no pensé en publicarlo en el blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. uufffff amiga !!! jooo me encantó jope y ahora quiero saber mas asi estaré pendiente.. me has motivado un poquito ehhhh te cuento que lo intenté no?? empecé hacer un relato que se llama el Galan del Vesubio ya llevaba 6 capítulos ya pero no sé me corté me dio miedo y me fue la inspirac´n me dió la sensación que no servía para esto , en mis etiquetas se llama Relatos del Galan del Vesubio pero lo dejé uuuuf algún dia lo retomaré .. muy bueno te quedó , besos desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  6. Sin duda lo mejor fue dar aviso a las autoridades, y ni hablar seguir con terapias porque ha de ser un infierno estar siempre esperanzada al regreso de un ser desaparecido, es lo peor estar pendiendo de un hilo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz: me gustaría que retomaras tus Relatos del Galan, así que anímate, que seguro que son muy buenos. Este relato mio es corto pero tengo intención de hacer alguno más.
      Un abrazo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...