Fondo

sábado, 2 de marzo de 2013

Romance de aquel hijo que no tuve contigo


Hubiera podido ser
hermoso como un jacinto
con tus ojos y tu boca
y tu piel color de trigo,
pero con un corazón
grande y loco como el mío.
Hubiera salido a ti
en lo dulce y en lo vivo,
en lo abierto de la risa
y en lo claro del instinto,
y a mí... tal vez que saliera
en lo triste y en lo lírico,
y en esta torpe manera
de verlo todo distinto.

¿Te acuerdas de aquella tarde,
bajo el verde de los pinos,
que me dijiste: -- ¡Qué gloria
cuando tengamos un hijo! ?
Y temblaba tu cintura
como un palomo cautivo,
y nueve lunas de sombra
brillaban en tu delirio.
Yo te escuchaba, distante,
entre mis versos perdido,
pero sentí por la espalda
correr un escalofrío...
Y repetí como un eco:
"¡Cuando tengamos un hijo!..."

Tú, entre sueños, ya cantabas
nanas de sierra y tomillo,
e ibas lavando pañales
por las orillas de un río.
Yo, arquitecto de ilusiones
levantaba un equilibrio
una torre de esperanzas
con un balcón de suspiros.
¡Ay, qué gloria, amor, qué gloria
cuando tengamos un hijo!

En tu cómoda de cedro
nuestro ajuar se quedó frío,
entre azucena y manzana,
entre romero y membrillo.
¡Qué pálidos los encajes,
qué sin gracia los vestidos,
qué sin olor los pañuelos
y qué sin sangre el cariño!
Tu velo blanco de novia,
por tu olvido y por mi olvido,
fue un camino de Santiago,
doloroso y amarillo.

Tú te has casado con otro,
yo con otra hice lo mismo;
juramentos y palabras
están secos y marchitos
en un antiguo almanaque
sin sábados ni domingos.
Ahora bajas al paseo,
rodeada de tus hijos,
dando el brazo a... la levita
que se pone tu marido.
Nos saludamos de lejos,
como dos desconocidos;
tu marido sube y baja
la chistera; yo me inclino,
y tú sonríes sin gana,
de un modo triste y ridículo.
Pero yo no me doy cuenta
de que hemos envejecido,
porque te sigo queriendo
igual o más que al principio.
Y te veo como entonces,
con tu cintura de lirio,
un jazmín entre los dientes,
de color como el del trigo
y aquella voz que decía:
"¡Cuando tengamos un hijo!..."
Y en esas tardes de lluvia,
cuando mueves los bolillos,
y yo paso por tu calle
con mi pena y con mi libro
dices, temblando, entre dientes,
arropada en los visillos:
"¡Ay, si yo con ese hombre
hubiera tenido un hijo!..."
                                                                   Rafael de León



26 comentarios:

  1. Infinitas gracias por obsequiarnos la belleza en versos de tan magno poeta. Miles de besinos de esta amiga que te desea con inmenso cariño feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola OZNA-OZNA: a mi los versos y canciones de Rafael de León me encantan, es uno de mis preferidos. Feliz domingo. Un abrazo..
      Conchi.

      Eliminar
  2. Precioso poema.
    No lo conocía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Joana: este poema es muy conocido pues, hace años que algunos cantantes incluso lo habían grabado en disco, ¡¡claro tu eres muy joven!! y por eso no conoces la canción. Un abrazo.
      Conchi

      Eliminar
  3. Que precioso poema, y asi es como muchos amores se perdieron en el tiempo...no lo conocia gracias por compartir!
    besos, feliz fin de semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita Patricia, encantada de compartir con todas-os todo lo que a mi me gusta.
      Un abrazo.
      Conchi

      Eliminar
  4. Es una auténtica maravillas.
    Amores que no se convirtieron en Realidad y si en quimeras que se pudieron casi tocar, casi sentir.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro: ¡¡han existido y seguirán existiendo tantos amores como este!! una pena, pues cada uno por su lado son infelices. Un abrazo.
      Conchi

      Eliminar
  5. Es un maravilloso poema que siempre me ha encantado como todo lo de este autor. Recuerdo `con nostalgia la versión cantada de nuestro Manolo Escobar, que la bordaba.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Julia yo también me acuerdo de la canción!! días atrás estuve buscando y aparte de Manolo Escobar, la cantan algunos más.
      Un beso.
      Conchi

      Eliminar
  6. GRACIAS, por tu visita a mi blog, tienes un bonito blog. Un BESO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida a mi blog YoSueño: gracias por tu visita, puedes pasar siempre que lo desees. A mi me encantó visitar el tuyo.
      Un abrazo.
      Conchi

      Eliminar
  7. Gracias Pliego por traernos este hermoso poema de Rafael de León, sin precedentes.
    Te dejé el correo porque deseo ofrecerte mi libro de Historias de Sesy Bo, pues a todos mis amigos les hago partícipes de esta autobiografía infantil.
    Te dejo un beso de ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  8. Hola Sor Cecilia, los poemas de Rafael de León siempre me han gustado y muchos de ellos interpretados por nuestros mejores cantantes de la Copla.
    Un abrazo.
    Conchi

    ResponderEliminar
  9. Rafael de Leòn es un grande de la copla y de la poesía popular. Hay que recordarlo de vez en cuando, con agradecimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su visita Antonio, estoy en total acuerdo, las letras Rafael de León son una maravilla.

      Eliminar
  10. Priego Lindas letras en este poema sigo estando en este blogs hasta el día 22 marzo.
    Saludos desde Abstracción texto y Reflexión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Ramón: a pesar de que cierres tu blog por favor no dejes de visitarnos siempre que tus quehaceres te lo permitan. Un abrazo.
      Conchi

      Eliminar
  11. QUE PRECIOSO POEMA.
    TODAS PENSAMOS A VECES, SI HUBIERAMOS TENIDO UN HIJO CON ALQUIEN QUE AMAMOS EN SU MOMENTO.
    GRAN AUTOR NOS TRAES HOY, UN MAESTRO.
    BESITOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luján nuestras vidas serían diferentes si hubiéramos tenido un hijo con el amor de nuestra vida.Un abrazo.
      Coconchi

      Eliminar
  12. Cuántas personas se verán reflejadas en los versos de este precioso poema.
    Me ha encantado recordar a este maestro que tenía un tanto olvidado.
    Gracias por compartirlo.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belen, lo del reflejo tienes mucha razón. A mi me encanta la copla y siempre la tengo muy presente. Un abrazo.
      Conchi.

      Eliminar
  13. Amor desencantado, amor que no pudo ser, amor trunco... cuanta tristeza, cuanta nostalgia y melancolia en esta bella poesia, me ha conmovido muchisimo, querida Conchi, es que toca una fibra muy delicada y especial...
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carolina, la vida está llena amores, desamores, desengaños y olvidos. Cuando escuchas o lees poesía están llena de ellos. Un abrazo.
      Conchi

      Eliminar
  14. Creo que es mucho lo que me he perdido por no haber llegado antes, Me costara un poco de tiempo ponerme al dia con tu hermoso blog! Un placer inmenso saludarte desde Puerto Rico, Gracias por tu linda visita a mi blog ahora yo te la devuelvo con un abrazo sincero y deseo de que podamos compartir muchas cosas lindas por aca. Muchas Bendiciones, Aqui tienes una amiga mas, *Jackie*

    ResponderEliminar
  15. nada pierde nada si no a sabido cuidarlo desde que se cultivo todo crece con amor y paciencia

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...