Fondo

martes, 13 de julio de 2021

¡Felices vacaciones!

 

Queridos amigos: como me encanta hacer fotos de los amaneceres y atardeceres en mi ciudad (o en otros lugares que visite) en este caso son de donde vivo, con ellas os deseo muy felices vacaciones que las disfrutéis al máximo cada uno dentro de sus posibilidades. Si os parece nos escribimos de nuevo en septiembre. Abrazos y besos para todos. 



miércoles, 30 de junio de 2021

Casa Lleó i Morera

 

La casa Lleó Morera es un edificio modernista obra del arquitecto Lluís Domènech i Montaner situada en el paseo de Gracia  de Barcelona. El proyecto fue un encargo hecho en 1902 por Francesca Morera para reformar la antigua Casa Rocamora del año 1864, que

albergaba la Sociedad de Fomento del Ensanche. Después de su muerte en 1904, su hijo Albert Lleó i Morera continuó las obras y dio nombre al edificio. La obra finalizó el 10 de marzo de 1905. 
Es uno de los tres edificios hechos por grandes arquitectos modernistas —
Gaudí, Puig i Cadafalch, Domènech i Montaner— que forman parte de la llamada Manzana de la Discordia, junto a la casa Batlló y la casa Amatller. La casa Lleó Morera es la única que consiguió el premio del Concurso anual de edificios artísticos otorgado por el
Ayuntamiento de Barcelona, en concreto en la edición de 1906. 
Se trata de una magnífica obra modernista, que Lluís Permanyer califica como «un Palacio de la Música Catalana a escala reducida». Cabe destacar el trabajo llevado a cabo por maestros y artesanos que, bajo
la dirección de Domènech i Montaner –arquitecto- y las directrices de Gaspar Homar –decorador-, permitieron la gran riqueza interior. De entre los más de 40 artistas y artesanos que participaron en la obra, destacan los trabajos de: 
Eusebi Arnau i Mascort , uno de los
escultores más destacados del Modernismo. En la Casa Lleó i Morera realizó las esculturas de la fachada, hoy desaparecidas tras una reforma del edificio el año 1943, que representaban unas figuras femeninas abrazadas a una vasija. También esculpió los relieves
escultóricos del recibidor del piso principal, donde se representa la canción popular de “La Dida del niño-rey”. 
Lluís Bru i Salelles fue mosaiquista y escenógrafo. En la Casa Lleó i Morera trabajó las cerámicas y mosaicos de la escalera y el piso principal. Mario
Maragliano  fue un musivario italiano que vivió en Barcelona. En la Casa Lleó i Morera trabajó los mosaicos de los suelos, junto con Lluís Bru. 
Antoni Rigalt i Blanch fue pintor, dibujante y vidriero modernista. En la Casa Lleó i Morera realizó los vitrales, destacando
la monumental vidriera que ocupa la parte posterior de la casa con la representación del árbol de la vida. 
Antoni Serra i Fiter  fue pintor y ceramista, convirtiéndose en el ceramista por excelencia del modernismo. Una de sus obras más destacadas la realizó en la Casa
Lleó i Morera, dónde trabajó los arrimadores cerámicos y mosaicos que encontramos en el comedor y que representan escenas del campo. 
Gaspar Homar fue decorador y ebanista. En la Casa Lleó i Morera diseñó el conjunto de mobiliario decorado con vidrios
emplomados, marquetería y tallas de madera. Actualmente el mobiliario de la casa se encuentra depositado en el Museo Nacional de Arte de Cataluña. 
Josep Pey  fue decorador, dibujante y pintor. Trabajó decorando las marqueterías del mobiliario diseñado por
Gaspar Homar. En la Casa Lleó i Morera colaboró realizando los dibujos de las marqueterías del mobiliario. 
Alfons Juyol  fue escultor especializado en su aplicación a la arquitectura. En la Casa Lleó i Morera participó en parte de la escultura de la fachada y el interior, y
en la decoración del templete que corona la casa. 
Joan Carreras  fue escultor y tallador, y gran colaborador de Gaspar Homar. En la Casa Lleó i Morera participó en la talla de la Adoración de los Reyes de la campana de la chimenea del salón. Considerada una de las mejores
obras modernistas por la intensa aportación artística de los mejores artesanos de la época, fue víctima del odio que los novecentistas profesaban hacia el estilo anterior. En 1943, el arquitecto Raimundo Durán Reynals firmó un proyecto de reforma de la planta baja
proyectado por el arquitecto madrileño Francisco Ferrer Bartolomé por encargo de la firma Loewe para abrir una tienda, que comportó la pérdida definitiva de las ventanas modernistas y de las esculturas de Arnau de las damas modernistas con jardineras de la planta baja,
destruidas a golpe de pico en la misma acera. Las cabezas las recuperó el portero de la finca, que más tarde las vendió a Salvador Dalí, quien las emplazó en el muro del patio de su Teatro-Museo de Figueras. La casa Lleó Morera permaneció en manos de la familia hasta el año 1943, cuando se vendió el edificio a la Sociedad
Mercantil Bilbao y, a su vez, esta compañía aseguradora lo hizo unos años después, en 1983, a la Mutualidad General de Previsión Social de la Abogacía de Madrid. Posteriormente fue vendida al Grupo Planeta. 
El hecho de que la familia conservase la propiedad tres generaciones, favoreció el mantenimiento de los rasgos más
distintivos del interior del edificio –los delicados elementos ornamentales inspirados en las líneas sinuosas y en la naturaleza, desarrollados en los más diversos materiales gracias a la intervención de maestros y artesanos. 
Entre 1986 y 1988 el arquitecto Óscar Tusquets se encargó de la restauración del resto del edificio, y restituyó los pináculos y el
templete de la cornisa, que había sufrido graves destrozos por el fuego de ametralladoras durante la guerra civil española de 1936. En 1992 se llevó a cabo una nueva restauración con la recuperación de elementos arquitectónicos de la fachada. En 2006 el Grupo Núñez y Navarro adquirió la Casa Lleó Morera e inició el proyecto de rehabilitación y recuperación arquitectónica.
Fotos bajadas de Internet, si los autores no desean que estén en este espacio ruego me lo hagan saber y seran retiradas de inmediato, gracias.


lunes, 14 de junio de 2021

Quiero



 Quiero a tus manos recorrer mi piel

Tus dedos entrelazados tejer mi suave sentir

Quiero a tu boca susurrarme al oído

Despertando mi loca pasión.

Quiero a tus manos acariciar mis ojos

Invitándome a reflejarme en tu mirar,

Reír, correr por la orilla del mar

Sintiendo húmedo el arenal.

Quiero a tus manos tocando mis labios

y punto por punto dibujes los besos

Dormidos en mi piel, despierta uno a uno

Mis secretos y amarte por siempre.

Cual peces al agua y noche a las estrellas

Quiero amarte el cuerpo y el alma

Por siempre hasta el final

Autor  ERU

Foto bajada de la red, si el autor no desea que esté en este espacio le ruego me lo haga saber y será retirada de inmediato. Gracias.




sábado, 29 de mayo de 2021

Frías

 Frías es un municipio y ciudad de España, al norte de la provincia de Burgos, comunidad autónoma de Castilla y León. La ciudad es la cabecera del municipio, enmarcado en la comarca de Las Merindades, partido judicial de

Villarcayo. Sobre el cerro de La Muela, y cercana al ancho y caudaloso río Ebro, se constituyó un enclave estratégico de paso de dicho río, desde la época romana y sobre todo en época medieval, que unía la costa cantábrica y la meseta,
dando lugar a la notable prosperidad de Frías y de su conjunto monumental. Mantiene una estructura urbana medieval que corona el castillo de los Velasco y la iglesia de San Vicente. Los edificios mantienen un sistema
constructivo en el que van adosándose entre sí. La solana del piso superior emplea toba y entramado de madera. Frías se ubica en un estratégico emplazamiento para cruzar el río
Ebro que se ha venido utilizando al menos desde la época romana. La primera referencia histórica se remonta al año 867, en plena repoblación de estas tierras después de su conquista a los musulmanes. En el siglo XI el conde Sancho
García, conocido por el sobrenombre de "el de los buenos fueros", adquiere la ciudad. A su muerte Frías se integra en el reino de Pamplona Nájera (predecesor del reino de Navarra) bajo el reinado de Sancho Garcés III el Mayor.
En 1202, el rey Alfonso VIII le otorga el Fuero de Logroño para darle mayor bienestar e independencia, favoreciendo el desarrollo económico de la población, que llegó a contar
con una judería. Pasa a depender de Castilla y extiende su influencia por todo el Valle de Tobalina. En el siglo XIV se construye sobre el puente una torre con el objetivo de
cobrar más eficientemente el pontazgo. En 1435, el rey Juan II de Castilla otorgó a la villa el título de ciudad con el objetivo de intercambiársela a Pedro Fernández de
Velasco, conde de Haro, por Peñafiel. La población de Frías se negó a aceptar al Conde de Haro como su señor, lo que llevó al enfrentamiento y asedio de la plaza, que tuvo que
rendirse tras un largo tiempo, y acatar las normas del nuevo señor. En 1492 los Reyes Católicos crean el Ducado de Frías, que otorgan a los Velasco. En el nomenclátor de
Floridablanca (1789), la ciudad de Frías aparece, junto «con sus barrios de Quintanaseca y Tovera», dentro del partido de Castilla la Vieja en Burgos, listado entre los «pueblos
solos». Como tal es señorío secular, ejercido por el Duque de Frías, con Alcalde Mayor de Señorío y otro Ordinario. A la caída del Antiguo Régimen queda constituida como
ayuntamiento constitucional del mismo nombre en el partido Briviesca, región de Castilla la Vieja; contaba entonces con 790 habitantes. Las casas, de planta baja y dos o tres
alturas, algunas con bodega por la actividad vinícola que se ha venido realizando en la zona, se apoyan unas en otras conformando las diferentes calles a dos alturas. En algunos
casos cuelgan desde la roca. Tienen una estructura de madera y muros de toba en entramados de madera. Las edificaciones conforman las calles que van ascendiendo por
el risco hasta la cima del mismo que coronan el castillo de los Velasco y la iglesia de San Vicente. Una muralla rodea el conjunto urbano, actualmente de forma parcial, y en ella se
abrían tres puertas de las cuales quedan dos, la puerta del Postigo y la puerta de Medina. Hechas a base de toba y madera, han aprovechado el reducido espacio de tal manera
que están construidas en la misma roca, pareciendo que forman parte del precipicio. Tienen entrada en la calle Obdulio Fernández y son perfectamente visibles desde las calles: calle Antonio Carpintero, calle Mayor de San
Vítores, calle Federico Keller y campa de las eras. 
Fotos bajadas de Internet, si los autores no les gusta que estén en este espacio ruego me lo hagan saber y serán retiradas de inmediato. Gracias.



sábado, 15 de mayo de 2021

Elvis Presley

 ¡Hola amigos! Siempre he sido una gran admiradora de Elvis y he querido rendirle un pequeño homenaje con este montaje. Espero os guste. Abrazos mil.


 


viernes, 30 de abril de 2021

El Muyo

El Muyo es una localidad, pedanía del municipio de Riaza, de la provincia de Segovia, en la comunidad autónoma de Castilla y León, España; al que se accede desde la localidad de Madriguera, y está escondido en la sierra de Ayllón.

Muyo significa mutilado, por lo que existe la teoría de que su fundador lo fuese. Es uno de los llamados "pueblos negros" de los que se considera uno de sus mejores ejemplos, debido a que es un caserío en el que en sus
construcciones abunda la pizarra, tanto en muros como en cubiertas y el pavimento de las calles, al estar edificado sobre una veta de dicho material. Curiosamente, su iglesia, bajo la advocación de los Santos Mártires San Cornelio y
San Cipriano, tiene el techado de teja roja, diferenciándose del resto de edificios. Desde 2018 vuelve a ser de pizarra negra ya que se ha reformado. La teja roja, según cuentan en el pueblo, se instaló entre los años 50 y
60, habiendo sido la iglesia anteriormente techada con pizarra de formas irregulares (del tipo que se encuentra en la zona). En su interior se conserva una cruz procesional de plata que está datada a mediados del siglo XVI, y que
figuró en 2003 en la exposición de la Fundación Las Edades del Hombre en la catedral de Segovia. La primera noticia escrita que se tiene de él Muyo es de 1353 de nuestra era
(en el documento original figura en 1391 porque es de la era Hispanica), en que aparece en la estadística de iglesias de la diócesis de Sigüenza, como perteneciente al
Arciprestazgo de Ayllón "la eglesia del Muyo es un beneficio curado e riende 70 mrs" (maravedies). 
Todo ello está recogido en el libro "Historia de la Diócesis de
Sigüenza y de sus Obispos" del Obispo Toribio Minguella . Formaba parte del "Sexmo de la Sierra" de la "Comunidad de Villa y Tierra de Ayllón". Junto a los cercanos pueblos
de Madriguera, Becerril, El Negredo, Serracín y Villacorta. En un intento de reforma de los límites provinciales a inicios del siglo XIX, se la integra en la provincia de Burgos,
desligándola de la de Segovia. Dicha división quedó derogada y al realizarse la actual división de provincias, en 1833 dicha Comunidad de Ayllón quedó fraccionada,
repartiéndose sus pueblos entre Segovia, Soria y Guadalajara. Estuvo bajo el señorío del Marqués de Villena. Eclesiásticamente perteneció a la diócesis de Sigüenza,
hasta que pasó a la de diócesis de Segovia en 1953. En 1979 salió elegido como alcalde Cesareo Martín Minguez (UCD) y posteriormente en dicho año se agregó al Ayuntamiento de
Riaza. Depende administrativamente del municipio de Riaza, desde que fue agregado en 1979,34 hasta entonces era municipio independiente. Según el Censo de Pecheros de Carlos I de 1528 había 31 vecinos pecheros (o con
obligación de pagar impuestos)  Según el Censo de la Sal de 1631 hay 12 vecinos obligados a pagar y 977 ganados, por 26 fanegas de sal, 1560 (millones a maravedíes 3502)
Según el Diccionario de Pascual Madoz en 1848 había 61,5 vecinos, 180 almas en 80 casas (escuela y molino harinero).
Fotos bajadas de Internet, si los autores ne desean que esté en este espacio. les ruego me lo hagan saber y serán retiradas de inmediato. Gracias.