Fondo

sábado, 15 de enero de 2022

Deseo



 Fantasea con el recuerdo

y humedece las noches,

mientras reconoces el olor

que yo se aún guardas entre las manos.

Ámame a escondidas

y aduéñate de mis noches

seamos uno una vez más.

Corre en la arena detrás mío,

reconoce mi piel con tus labios

rásgame el vestido

mientras respiras agitado

Deja que la rutina se rompa

róbame las horas y

detiene el tiempo

que es así como lo deseo.

Anónimo

Foto y poema bajado de Internet, si los autoras no desean que esté en este espacio les ruego me lo hagan saber y serán retiradas de inmediato. Gracias.




jueves, 30 de diciembre de 2021

Ujué

 

Ujué (en euskera y cooficialmente Uxue) es una villa y municipio español de la Comunidad Foral de Navarra, situado en la merindad de Olite, en la Comarca de Tafalla y a 53 km de la capital de la comunidad, Pamplona. Los orígenes de esta villa son confusos,

desconociéndose la fecha exacta de su fundación. Ya antes de la dominación romana existían núcleos de población vascona diseminados por la sierra, como lo atestiguan descubrimientos arqueológicos de finales del siglo XX y principios del XXI. La
primera constancia escrita del lugar aparece bajo el nombre de Santa María de Uxue a finales del siglo VIII o principios del IX, cuando Íñigo Arista erigió el primitivo castillo-fortaleza, como una avanzadilla de su reino contra el Islam que se extendía por la Ribera.
Uno de los primeros relatos sobre Ujué proviene de Al-Himyarí, quien habla de los castillos fortificados que formaban el sistema de defensa del Reino de Pamplona. La fortaleza y el poblado surgido a su entorno se constituyen en villa hacia el año 1076. Desde dicho
año Ujué estuvo bajo los auspicios de Sancho Ramírez, el primer rey de Navarra y Aragón, quién fundó la iglesia de Santa María, según un documento de donación fechado en el año 1089 y se amplían las dependencias del castillo. Alfonso el Batallador conquista los reinos
de Tudela y Zaragoza treinta años más tarde y, ante la falta de acoso musulmana, Ujué entra en decadencia y muchos de sus vecinos emigran hacia la llanura. Aunque se repite hasta la saciedad que Carlos II mandó erigir la iglesia gótica, nuevos estudios hacen
suponer que ya estaba en pie cuando comenzó su reinado. Obra probada de Carlos II es la construcción en Uxue de un Estudio General o universidad, iniciándose las obras que se abandonarían años más tarde por falta de recursos económicos. Se dice que ordenó
hacer el revestimiento de plata de la imagen de la Virgen aunque la imagen tiene trabajos de orfebrería anteriores a esta época. Pese a que el rey Carlos II de Navarra pasó a la historia con el sobrenombre de el Malo, amó Ujué y a su Virgen, a la que donó su corazón,
conservado en la actualidad en una arqueta en la cabecera de la iglesia. Carlos III el Noble organizó frecuentes peregrinaciones al santuario de Ujué, desde su corte de Olite. Esta costumbre la mantuvo su hija, la reina Blanca de Navarra, quien al morir, ordena
en su testamento ser enterrada en la iglesia de Ujué. Esta disposición testamentaria no se cumplió, probablemente por las guerras civiles que por aquellos años ensangrentaban el Reino de Navarra, y Doña Blanca quedó enterrada en Santa María la Real de Nieva, donde
falleció. Doña Leonor, hija de doña Blanca, interviene para frenar la decadencia de Ujué, tras su segregación de Pitillas. Organiza varias peregrinaciones al santuario y libera de impuestos a todos los vecinos de la villa. En 1482 se inicia un nuevo resurgir de Ujué. Tras
la Conquista de Navarra por parte de la Corona de Castilla se produce un aumento de la población de Ujué. El Cardenal Cisneros dio orden de derribo de la fortaleza, orden que no se cumplió en cuanto a la iglesia con sus dos torres almenadas y la casa parroquial
o palacio de Carlos II. Son lo único que se conserva en la actualidad tal y como estaban antes de la conquista. El resto de edificaciones sí que quedaron desmochadas. A partir del siglo XVI las piedras de los edificios demolidos del Castillazo fueron empleadas en diversas
edificaciones anexas a la iglesia y en la construcción de muchas casas del vecindario. Hacia 1533 Ujué contaba con una población estable que creció ligeramente hasta finales del siglo XVIII, en el que se derriban sus murallas, y ya tenía 170 casas habitadas. A
finales del siglo XIV el papa Clemente VII ordena que la iglesia de Ujué sea reintegrada al obispado de Pamplona. El Santuario de Ujué fue atendido por clérigos de la Orden de San Agustín hasta el siglo XIII en que pasó a manos de clérigos seculares. De aquí procede que
los párrocos de Ujué sean llamados priores, por justo título concedido por el Papa Pío V. El priorato de Ujué fue polémico. En 1570, Felipe II concede a la catedral de Barbastro los prioratos de Larraga, Funes y Ujué, provocando las protestas de los ujuetarras.
Felipe V reconduce la situación y decreta los derechos de los solicitantes. En las excavaciones arqueológicas efectuadas en la primavera del año 2009 en la zona de la cabecera románica de la iglesia fortaleza se encontraron restos de una anterior iglesia
prerrománica y varios enterramientos, que los arqueólogos dataron como tardorromanos del siglo IV. También había indicios de una construcción romana de esa misma época. La localidad se ubica en la Sierra de Ujué a una altitud de 815 msnm, dominando los Pirineos,
gran parte de la Zona Media y las tierras de la Ribera de Navarra. Por su situación geográfica, constituye un enclave histórico defensivo, conservando su aspecto medieval de calles empedradas y casas arracimadas alrededor de la iglesia-fortaleza de Santa María
(siglos XI-XIV). Su amplio patrimonio le ha permitido pertenecer a la Asociación Los pueblos más bonitos de España, siendo la única localidad de Navarra en la asociación. El nombre antiguo de la villa
es Uxue, y así aparece en su grafía oficial tanto en el sello o cuño del ayuntamiento como de la Parroquia hasta finales del siglo XIX. A partir del primer tercio del siglo XVIII la población comienza a aparecer en los archivos con la grafía actual, Ujué, aunque el nombre
de Uxue es predominante en la documentación manuscrita hasta mediados del siglo XIX. Y tal como queda dicho, en los cuños hasta comienzos del XX. Según un documento del Archivo Histórico Nacional del año 1676 era necesario que el Prior de Ujué supiera vascuence ya que entonces ese era el idioma habitual del pueblo en el que muy pocos entendían romance. Fotos bajadas de Internet, si los autores no desean que estén en este espacio les ruego me lo hagan saber y serán retiradas de inmediato. Gracias.





miércoles, 15 de diciembre de 2021

¡Felices fiestas!


 ¡Queridos amigos! Os felicito un año más por estas fiestas y os doy las gracias por vuestras visitas y comentarios que me animan para seguir publicando, sin vosotros mi blog no tendría sentido. Deseo que el 2022  sea mejor que este y dejemos atrás lo que estamos padeciendo desde hace casi dos años. Mil abrazos. ¡Muchas felicidad para todos! 


martes, 30 de noviembre de 2021

Palacio de Fernán Núñez de Madrid.

El Palacio de Fernán Núñez es la sede de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles desde 1985. Adquirido en 1941 por la Compañía de los Ferrocarriles del Oeste de España, pasó a ser sede del Consejo de Administración de RENFE a raíz de la nacionalización de las compañías ferroviarias. Actualmente es


propiedad de Adif y de Renfe. 
El origen del Palacio se remonta a 1753 cuando Blas Jover, miembro del Consejo de Fernando VI, construye su vivienda en unos terrenos obtenidos por la parcelación  de los huertos del Convento de Santa Isabel. Anteriormente, los terrenos en los que se edificó el Convento los ocupaba la “Casilla de

Atocha”, propiedad de Antonio Pérez, Secretario de Felipe II. 
En 1769, tras varios traspasos de la propiedad, Miguel José María de la Cueva, XIII duque de Alburquerque y IV marqués de la Mina, adquiere y transforma la vivienda. En 1803 fallece y, debido a

problemas sucesorios, el edificio se utiliza como cuartel, hospital y viviendas. En 1815, Felipe María Osorio de la Cueva, VII conde de Cervellón, hereda la mansión. Posteriormente contrae matrimonio con María Francisca de Asís, II duquesa de Fernán-Núñez, y

reforman la mansión entre 1847 y 1849 convirtiéndola en el Palacio de estilo romántico que se conserva actualmente. Este “nuevo” Palacio se convierte en uno de los centros de la vida social madrileña. 
El Palacio se articula en dos áreas: la noble y la de

servicio. La parte noble, la que mejor se conserva, está decorada con alfombras y tapices de la Real Fábrica de Santa Bárbara, algunos basados en cartones de Goya, lámparas de cristal de Murano y Baccarat, sedas y otros elementos de lujosa factura. La de servicio es

la que se transforma en oficinas a partir del año 1941. 
Entre los ambientes más significativos pueden citarse el Salón de Baile que recuerda la Galería de los Espejos de Versalles, el Salón Isabelino y el Comedor de Gala. También hay que destacar el jardín, diseñado

por arquitectos y paisajistas parisinos. 
La historia del Palacio comienza en 1753 cuando Blas Jover y Alcázar, Caballero de la Orden de Santiago, del Consejo de Fernando VI y su Fiscal en la Cámara y Capellán Mayor del Gran Hospital Real de Santiago,
construye su vivienda en unos terrenos obtenidos por la parcelación en 1618 de los huertos del Convento de Santa Isabel. Anteriormente, los terrenos en los que se edificó el Convento los ocupaba la “Casilla de Atocha”, propiedad de Antonio Pérez del Hierro, Secretario de
Felipe II. 
La casilla de Antonio Pérez, según el plano de Pedro Texeira - Museo de Historia de Madrid.En 1769, tras varios traspasos de la propiedad, Miguel José María de la Cueva, XIII duque de Alburquerque y IV marqués de la Mina, adquiere la vivienda y
contrata al arquitecto Antonio López Aguado para que la transforme en “una gran casa, como correspondía a un Grande de España” entre 1790 y 1799. En 1803 fallece el Duque y, debido a problemas sucesorios, la mansión es utilizada sucesivamente como cuartel,
hospital y viviendas. 
Felipe María Osorio de la Cueva, VII conde de Cervellón, hereda la mansión en1815 y, seis años más tarde contrae matrimonio con María Francisca de Asís Gutiérrez de los Ríos, II duquesa de Fernán-Núñez,. En 1847adquiere los terrenos adyacentes
para ampliar el edificio y encarga al arquitecto Martín López Aguado el proyecto, que se desarrolla entre 1847 y 1849. La decoración interior fue diseñada por Joaquín Edó. El “nuevo” Palacio se convierte en uno de loscentros madrileños de la vida social,
frecuentado por la Casa Real, la nobleza, la alta burguesía y el cuerpo diplomático. En 1905 el palacio es ampliado y remodelado por el arquitecto Valentín Roca Carbonell y el jardín es rediseñado por la empresa parisina “Cabinet Ch. Revéron, L. Collin, Succr.
Arquitecte-Paysagiste”, que añade la terraza de mármol. Durante la Guerra Civil, la familia de Fernán Núñez y Cervellón traslada su residencia fuera de España, excepto el V Duque que participa en la contienda y fallece en la primera Batalla de Madrid. Durante este
periodo, el Palacio es incautado y ocupado por la Juventudes Socialistas Unificadas y la Junta del Tesoro Artístico cataloga las obras de arte y traslada las más valiosas a la Basílica de San Francisco el Grande. 
Mercedes de Anchorena, duquesa viuda de
Fernán Núñez, vende el palacio a la Compañía Nacional de los Ferrocarriles del Oeste de España. En ese mismo año el Gobierno aprueba la Ley de Bases de Ordenación Ferroviaria y de los Transportes por Carretera mediante la que se nacionaliza la red ferroviaria de ancho ibérico y la unifica en la Red Nacional de los
Ferrocarriles Españoles (RENFE). Se realiza una importante remodelación del edificio a cargo del arquitecto Manuel Cabaynes Matas para adaptarla a su uso como sede social de la nueva entidad. RENFE crea el primer museo ferroviario de España en la planta baja del Palacio. Las reformas son diseñadas por los arquitectos Fernando
Ruiz Jaime, Francisco Echeverría y Horacio Domínguez. En 1980 el Museo se traslada la madrileña Estación de Delicias. RENFE y FEVE crean la Fundación de los Ferrocarriles Españoles y convierten el Palacio en su sede social. La Fundación se crea con el fin de promover la imagen del transporte por ferrocarril mediante la
recuperación, custodia, generación y difusión del patrimonio histórico, cultural, científico y tecnológico ferroviario, con voluntad de colaboración sectorial. En su Patronato están representadas actualmente las principales empresas del sector público ferroviario.
Fotos bajadas de Internet, si los autores no desean que estén en este espacio Ruego me lo hagan saber y serán retiradas de inmediato.




lunes, 15 de noviembre de 2021

Estepona

 

Estepona es un municipio y localidad española de la provincia de Málaga, Andalucía. Está situado en la zona suroccidental de la provincia e integrado en la comarca de la Costa del Sol Occidental, en la mancomunidad de municipios homónima y en el partido

judicial que lleva su nombre. Su término municipal tiene una superficie de 137,5 km² que se extienden a lo largo de 23 km de litoral y se adentran hacia el interior abarcando un fértil valle surcado por arroyos y una zona montañosa dominada por la Sierra
Bermeja, que alcanza los 1449 msnm en el pico de Los Reales. Estepona es un destino turístico popular internacional, con una amplia oferta hotelera e interesantes instalaciones de ocio y deporte. Cuenta con un muy cuidado centro histórico, playas y un importante
número de segundas residencias. Además, en Estepona se dan cítricos, fruta tropical y pesca. Durante su historia, Estepona ha estado ligada a su condición de población costera, escenario de batallas navales por su cercanía al Estrecho. A lo largo de la costa,
los romanos habitaron el actual término de Estepona, y desde la edad media fue tierra de frontera entre taifas y reinos. Los hallazgos más antiguos son los sepulcros megalíticos de Corominas, del periodo bronce final o cobre antiguo, localizados entre arroyo Vaquero y
arroyo Enmedio, donde se han descubierto además herramientas de sílex y cerámica. Hay testimonios de la existencia de Salduba, oppidum íbero con un puerto natural, hoy colmatado, en el entorno del río Guadalmansa. Salduba continua poblada en época fenicia y
romana, época en la que pertenece administrativamente al convento jurídico astigitano. Además se han producido hallazgos en el casco urbano de la localidad, que podrían corresponder a una importante villa romana no sólo de uso industrial (salazones) sino también
defensivo. En el Cortijo de Cortes se localizó una moneda romana, un áureo de Honorio del S.V que se encuentra documentado en la Biblioteca Cánovas de Castillo de Málaga dentro del Legado Temboury.  Ya en época musulmana, se conoce la existencia de una
fortaleza denominada Al-extebunna, apareciendo por primera vez el topónimo que da nombre a la ciudad. En el año 1342, dentro del las campañas bélicas de la Batalla del Estrecho, tiene lugar el combate naval de la Batalla de Estepona, entre los Benimerines y la Corona
de Aragón, apoyada por Gil Boccanegra, corsario genovés. A partir de 1344 Estepona se convierte en el límite oeste del Reino Nazarí de Granada y su carácter fronterizo y costero resulta en tierras poco pobladas. Permanece en el territorio fronterizo del Reino Nazarí de
Granada hasta que en 1456 los habitantes de la villa se niegan a pagar impuestos al rey Enrique IV de Castilla, que finalmente autoriza una incursión cristiana, quedando Estepona integrada en el señorío de Juan Pacheco, Marqués de Villena. Durante la Guerra de
Granada en 1485 se produce la toma de Ronda, Casares y Marbella, pasando Estepona a formar parte de la jurisdicción de Marbella en 1552.  La inseguridad para la población litoral del Reino de Granada que amenazaba con la despoblación del territorio se revela
en la construcción en el S.XVI de la torre de Guadalmansa,  para proteger de las incursiones de los piratas berberiscos la extensa hacienda agrícola de Alonso de Bazán, alcaide de Marbella, situada entre los ríos Guadalmansa y Padrón. Asimismo, torre Vaqueros
constituyó la defensa de los ricos cortijos de Santa María, Cortesín y Corominas, propiedad de marbellíes y del alcaide de Casares. En 1729 Estepona deja de depender de la ciudad de Marbella gracias a la obtención de la Carta de Villazgo, que se conserva en el Archivo
Histórico Municipal, financiada por Benito Vallejo. En la Crónica de la Provincia de Málaga de 1869 de José Bisso se señala la abundante pesca de sardina y boquerón en Estepona. Desde finales del S.XIX la bilbaína La Unión Resinera Española desarrolla una industria
forestal con la explotación integral de los recursos forestales de Sierra Bermeja, sobre todo de la resina y la madera para manufactura de embalajes, contando entre sus instalaciones con un alambique de vapor. En 1870 el geólogo Domingo de Orueta Aguirre localiza
scheelita de color naranja caramelo y otras raras y bellas cristalizaciones en mina Conchita, que pertenecen actualmente a la Colección Folch de Minerales. En el último tercio del S.XIX el Marqués del Duero funda la Colonia Agrícola San Pedro Alcántara,
de la que según catastro 1.143  correspondían al término municipal de Estepona y para la que se levanta la barriada de Cancelada. Fue fue la más importante de España de la segunda mitad del S.XIX así como la más grande de iniciativa privada, que supuso la explotación
agrícola de las fértiles vegas de los ríos Guadalmansa y Guadalmina para la producción en sus inicios de caña de azúcar. 
Durante la segunda república, dentro de los programas para paliar el paro obrero, se construyeron tanto el puerto pesquero de Estepona como
el puerto de Fuengirola. Antes de la construcción del puerto los barcos de pesca tenían que ser arrastrados desde la orilla a dentro de la playa por los propios marineros.  En los años cuarenta se explota el wolframio de la Mina el Bosquecillo. A partir de la
segunda mitad del S.XX comienza a desarrollarse el turismo en Estepona, sobre todo el la parte oriental del municipio. En 1952 Hernan Gerlich Mueller, gerente del Hotel El Rodeo de Marbella, propiedad del empresario Ricardo Soriano, y funcionario del Patronato de Turismo Alemán abre el Hotel Santa Marta. En 1963 se inaugura el Hotel Atalaya Park, el mayor complejo turístico de la
zona en su época. En 1967 el campo de golf del Hotel Atalaya era uno de los cinco campos de golf con los que contaba la Costa del Sol, además de tres en Marbella y uno en Sotogrande. Estepona atrae a representantes de las instituciones del Régimen, como el ministro José Solís Ruiz, cuyo nombre recibiría en 1959 la barriadaSolís en el centro de Estepona. En los años sesenta se produce el embovedado del arroyo Monterroso, facilitando la expansión de la ciudad de Estepona hacia el oeste. De 1966 data el complejo turístico y residencial ISDABE (Inversiones Social Docentes del
Ahorro Benéfico Español S.A.) promovido por las Cajas Confederadas y principalmente por Juan de la Rosa, presidente de la Caja de Ahorros de Ronda para acoger a sus empleados y clientes durante las vacaciones. El presidente de Banesto, Pablo Garnica Mansi, promueve en 1964 la Residencia San Jaime. Fue diseñada por el arquitecto Miguel de Oriol para el disfrute de sus
directivos y empleados hasta que en 1995 se vende como hotel. En 1968 La Unión Resinera Española (LURE) abre el camping La Chimenea en sus terrenos de Estepona. De 1970 data el desarrollo turístico Club Seghers, situado en la zona occidental de Estepona. 
Fotos bajadas de  Interner, si los autores no desean que estén en este espacio les ruego me lo comuniquen y serán retiradas de inmediato. Gracias.