Fondo

jueves, 15 de septiembre de 2022

jueves, 1 de septiembre de 2022

Conociendo el Mediterráneo I

 

¡Queridos amigos! ¿Como estais todos? Espero que muy bien y hayáis pasado unas buenas vacaciones. Este año, me he decidido a salir de vacaciones haciendo un crucero por el Mediterráneo del cual he hecho dos montajes y os envío el primero. Espero que os guste. Abrazos para todos. Fotos propias.


jueves, 30 de junio de 2022

¡¡Felices vacaciones!!

 

Queridos amigos, con estas imágenes de mi ciudad os deseo unas felices vacaciones, a la vez que os doy las gracias por un año más recibir vuestras visitas en mi espacio, sin ellas, este no existiría, sois los que me dais ánimo para seguir publicando. ¡Hasta septiembre! Imágenes propias.

Un gran abrazo para todos.




martes, 14 de junio de 2022

Puentes de España III

 Puente romano de Segura (Cáceres)

El puente de Segura es un puente romano ubicado en la frontera entre España y Portugal. Fue construido en la misma época que el cercano puente de Alcántara, a principios del siglo II, bajo el emperador Trajano. Fue construido en la provincia romana de Lusitania para dar continuidad a la calzada romana que comunicaba Norba Caesarina, sobre la Vía de la Plata, con la civitas Egitania (Idanha-a-Velha, Portugal) y con Bracara Augusta (Braga, Portugal), para poder salvar el río Erjas, cuyo curso marca la línea fronteriza entre España y Portugal, sirviendo este puente como paso internacional entre ambos países. Su estado de conservación es bueno y continúa en uso, aunque en 2007 hubo cierta polémica por unas actuaciones en las zapatas y tajamares de los pilares, que fueron cubiertas con cemento armado.

Frías (Burgos)

El puente de Frías está ubicado en la provincia de Burgos. Cruza el río Ebro, en la carretera de acceso al núcleo. Su construcción se remonta al siglo xiii, predominando el estilo gótico. En el siglo xiii se considera una villa castellana. Funcionando como un importante centro mercantil. Su importante papel que continuó los siglos xv-xvi se tuvo que intervenir en su fábrica para contrarrestar los efectos negativos producidos por sucesivas crecidas. Por ello hay una gran documentación a todas las intervenciones. La más importante la de 1776. Tuvo varias reformas en los siglos xiv, xvii, xviii y xix, como la construcción de la torre central y la reconstrucción, tras la avenida. En 2019 el puente sirvió de lugar de rodaje para algunas escenas de la serie El Cid, ambientadas sin embargo en León. Aparece incluido, bajo la denominación «puente fortificado», en el catálogo de bienes protegidos de la Junta de Castilla y León, donde se cita en la documentación del expediente de protección el decreto de protección de los castillos españoles de 1949.

Puente Viejo de Monforte de Lemos (Lugo)
El Puente Viejo (en gallego: Ponte Vella), también conocido como Puente Romano (Ponte Romana), es un puente que cruza el río Cabe en el casco urbano de Monforte de Lemos, en la provincia de Lugo, España. Según la tradición, sus orígenes se remontan a la época romana. El puente actual fue construido en el siglo XVI por Pedro Rodríguez de Ramberde por orden de Catalina de la Cerda y Sandoval, VII Condesa de Lemos, viuda de Pedro Fernández de Castro y Andrade. Es un puente de piedra granítica formado por seis arcos semicirculares, dos de ellos cubiertos en reformas posteriores, y con pilares apoyados sobre contrafuertes. En los arcos centrales se pueden leer varias marcas del cantero. 

Puente del Diablo Martorell
El puente del Diablo (en catalán, Pont del Diable) es un puente construido en España, situado entre las localidades catalanas de Castellbisbal y Martorell, sobre el río Llobregat. Es una reconstrucción realizada en el año 1963 de un puente gótico de 1295, sobre una base romana. De origen romano, formaba parte de la Vía Augusta siendo construido alrededor del año 10 a. C. para ser transitado por carros de bueyes, con una longitud de 130 metros, con una calzada ancha y prácticamente horizontal, como se puede ver en los extremos, y con una pila en medio del lecho del río. De la época romana se conservan los estribos del puente, hechos con grandes sillares, con inscripciones de las legiones que trabajaron (legiones X Gemina, IV Macedonica y VI Victrix), y un arco triunfal honorífico en el margen izquierdo, probablemente del siglo II. Hasta el siglo XIV fue el único puente del valle bajo del Llobregat.
Fotos bajadas de Internet, si los autores no desean que estén en este espacio, ruego me lo hagan saber y seran retiradas de inmediato.


lunes, 30 de mayo de 2022

Anento

 

Anento es un pequeño municipio al sur de la provincia de Zaragoza. Con tan apenas 105 habitantes, está ubicado en el fondo de un valle, a 919 metros sobre el nivel del mar. Valle coronado  por piedra caliza  asentada sobre margas arcillosas, adornadas por diferentes

colores según la época del año; sus rincones y caminos permanecen floridos durante casi todo el año. Protegido a los pies de lo que queda de su castillo, la localidad se encuentra observada  por su torreón celtibero, al este del valle. A los pies del pueblo, esta su huerta,
regada por las aguas continuas, cristalinas y puras de su manantial Aguallueve. El pueblo, cuidado, limpio y arreglado; las casas, típicas de pueblo, homogéneas  estructuralmente, adornadas con los colores de las tierras del paisaje que las contempla, con sus callejuelas de un
marcado estilo medieval. No pasa desapercibida su iglesia parroquial del siglo XII, en su interior, además de sus pinturas murales, su retablo mayor del siglo XV,  posiblemente, el retablo gótico, más grande y mejor conservado de lo que fue la antigua Corona de
Aragón. Sus gentes son hospitalarias,  amantes de la naturaleza y  de su pueblo.  Anento es interesante de visitar en cualquier época del año, el que viene lo promociona y repite, guarda para el que se acerca, muchos encantos por descubrir y disfrutar. 
Anento está
situado en el valle del Jiloca, a tan solo 20 kilómetros de Daroca. Poco antes de llegar al pueblo, te adentrarás en un bonito valle rebosante de naturaleza generado por el Aguallueve, un espectacular manantial con paredes de piedra y musgo que esconde pequeñas
grutas en su interior. Puedes pasear por este paraje único en un sencillo recorrido de menos de una hora ideal para hacer en familia. Pero no es solo naturaleza lo que te ofrece esta bonita localidad, su pequeña iglesia románica dedicada a San Blas es una construcción
del siglo XIII que alberga en su interior un magnífico retablo gótico, obra del maestro Blasco de Grañén. Se trata de uno de los retablos góticos de mayores dimensiones e importancia de Aragón y permanece desde hace casi 500 años en la misma ubicación en la que
se instaló originariamente. Además, en lo alto del pueblo se levanta un castillo medieval del siglo XIV, que sirvió de refugio y resistencia contra los ataques de los soldados castellanos de Pedro el Cruel. Ocupa un tozal de tierra rojiza en un bello paraje de pinares, ideal
para hacer un alto en el camino y almorzar. Las Jornadas Medievales de Anento tienen lugar todos los años en el mes de julio. En ellas se recrea la defensa del castillo llevada a cabo por Martín Polo, escudero del rey Pedro IV de Aragón, durante la Guerra de los
Pedros. Anento cuenta con oficina de turismo, restaurante y, si te apetece pasar noche, tienes varias casas rurales y un albergue. A Anento pueden llegar más de 500 personas en un sábado o un domingo cualquiera, sea cual sea el momento del año. Los quevienen marcando cruces en el listado de ‘Los pueblos más bonitos de España’ agradecen el tamaño manejable de este miembro de la ‘hermandad’ con sus calles empedradas, inclinadas e impolutas, las vistas desde la parte alta, la cercanía del castillo o el torreón
celtíbero, son varias las paradas de lo que se ha dado en llamar localmente ‘Ruta de los Rincones con Encanto’, una idea que trasciende las (bellas, muy bellas) obviedades del lugar y se recrea en pequeñas referencias por cualquier rincón.
Fotos bajadas de Internet, si los autores no desean que estén en este espacio les ruego me lo hagan saber y serán retiradas de inmediato. Gracias. 



domingo, 15 de mayo de 2022

Bocairent

 

Bocairente (en valenciano y oficialmente Bocairent) es un municipio de la Comunidad Valenciana, España. Se sitúa en el extremo sur de la provincia de Valencia, en la comarca del Valle de Albaida. El
municipio de Bocairent está situado en la vertiente noroeste de la Sierra Mariola, en el centro del valle de su mismo nombre. La superficie del término es muy montañosa, con un pequeño sector al
centro menos ondulado. Las alturas principales son: Alto de Mariola (1158 m), Pico de Águila (961 m), Xar (1093 m), San Jaime (956 m), Portí (1081 m), Masarra (659 m) y Alto de la Cruz (956 m). Los ríos
Clariano y Vinalopó nacen dentro del término. En el cerro de San Jaime está la divisoria de aguas entre ambos ríos. Drenan el término los barrancos del Infern, de Fos, de la Foieta y de la Frontera. La
villa está situada, escalonadamente, sobre un cerro. El clima es clima continental; los vientos más frecuentes son los del sur y este; este último es el que provoca las lluvias, generalmente de enero a abril;
nieva en enero y febrero. Los primeros restos hallados en el término de Bocairente datan del Neolítico, como los de las cuevas del Vinalopó y de la Sarsa. Existieron también varios poblados iberos
diseminados por las pequeñas lomas de la zona. De época romana datan algunas villas repartidas por la llanura.
El poblamiento actual surgió en época musulmana con el nombre de بُكَيران (Bukayrān) y,
tras la disolución del califato de Córdoba, acabó perteneciendo a la taifa de Denia. En 1245 la tomaron las tropas de Jaime I de Aragón y
pasó a formar parte del Reino de Valencia. Entre los caballeros que la conquistaron fue en 1250 su primer señor Ximén Peres d'Orís, del
linaje Orís. Fue vendida la villa y tierras por sus descendientes. A finales del siglo XIV, la compró y fue su primer barón el caballero
Pere d’Artés, maestre racional del rey Juan I de Aragón y mecenas. En 1418 recibió el título de Villa Real y en 1587 Felipe II le otorgó
el título de Real Fábrica de Paños. Fotos bajadas de Internet, si los autores no desean que estén en este espacio, ruego me lo hagan saber y serán retiradas de inmediato. Gracias.



sábado, 30 de abril de 2022

Puentes de España II

 

PUENTE ROMANO DE LUGO

Es un puente diseñado y construido en la época de la romanización de Galicia, que se valió de la vía número XIX del Itinerario de Antonino, comunicando Lucus Augusti con Bracara Augusta (la actual Braga) pasando por Iria Flavia (la actual villa de Padrón). La razón de su construcción era la necesidad de cruzar el río Miño. Siglos más tarde, en la Baja Edad Media, sufriría restauraciones de cierta relevancia debido por una parte al mal estado en que se encontraba y por la otra a las nuevas necesidades de transporte de la época. Llegada la Edad Moderna, nuevamente hubo que hacer reparaciones para, finalmente, en 1893 modificar definitivamente su aspecto, al serle suprimidos varios elementos. Sin embargo, los fundamentos de la ponte actual, llamada vieja o romana, son en buena parte los originales.

                         PUENTE DE SAN MARTÍN (TOLEDO)

El puente de San Martín es un puente medieval sobre el río Tajo situado en la zona oeste de la ciudad española de Toledo, perteneciente a la comunidad autónoma española de Castilla-La Mancha. Fue construido originalmente en el siglo xiii,  tomando el nombre de la parroquia a cuya jurisdicción pertenecía: San Martín.  En su construcción es probable que se tomara como modelo el puente de Alcántara, aunque tuvieron que proyectarse más ojos por la mayor anchura del Tajo en este punto de su curso. A mediados del siglo xiv, hacia 1355, Pedro I de Castilla habría prendido fuego a las puertas del puente, y en 1368 volvió a sufrir daños. Fue restaurado por el arzobispo Pedro Tenorio, hacia 1390, que hizo construir el gran arco central y los dos torreones almenados de los extremos. El puente es todo de sillería. 

PUENTE DE PIEDRA  (ZAMORA)
El Puente de Piedra de Zamora  es uno de los cinco puentes que atraviesan el río Duero a su paso por la capital de la provincia homónima. Durante siglos fue el único paso del río en la ciudad, comunicando los barrios del arrabal con el centro histórico de la ciudad. Por su situación en la Vía de la Plata, fue un importante lugar de paso del río Duero para personas, mercancías y rebaños trashumantes. Fue terminado de construir a comienzos del siglo XIII, y reformado posteriormente en varias ocasiones, es en la actualidad uno de los símbolos más representativos de la ciudad. En intervenciones realizadas a comienzos del siglo XX se modificaron radicalmente muchos elementos ornamentales del puente, se eliminaron las dos torres existentes a ambos lados de la entrada del puente, con el objeto de poder hacerlo más accesible al creciente tráfico rodado.
                                    PUENTE ROMANO DE MÉRIDA
El puente romano de la ciudad española de Mérida (Extremadura) es una obra de ingeniería civil que atraviesa el río Guadiana. Construido por el Imperio Romano a finales del siglo I a. C., la obra se elevaba en la antigüedad sobre el río a lo largo de dos tramos separados por un tajamar. Hoy en día, el puente tiene una longitud de 790 m y descansa sobre sesenta arcos, de los cuales tres permanecieron ocultos hasta finales de los años 1990, cuando las obras de regeneración de los márgenes del río los dejaron al descubierto. El puente forma parte del Conjunto arqueológico de Mérida, uno de los principales y más extensos conjuntos arqueológicos de España, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1993 por la Unesco. Desde la fundación de la colonia Augusta Emerita en el 25 a. C. la ciudad se constituyó como el centro más importante de la red de comunicaciones del oeste de la península ibérica, tanto por su rango de capital de la provincia de Lusitania como por la facilidad de atravesar el río Guadiana que otorgaba su enorme puente de piedra. 


                 PUENTE DE PIEDRA (ZARAGOZA)
El puente de Piedra y el Pretil de San Lázaro son un conjunto monumental levantado sobre el río Ebro en la ciudad de Zaragoza (España). En 1401 se iniciaron las obras del actual puente, dirigidas por Gil de Menestral, que concluyeron cuarenta años después. Los pretiles datan del siglo XVIII Aunque el puente conservado data del siglo XV, ha quedado referencia de que en época romana hubo un puente que fue destruido hacia el año 827-828 y luego reconstruido por Abderramán II en 839. El que se ha conservado de 1440 tiene unos 225 metros de longitud sobre siete arcos (uno de los cuales ha quedado enterrado por el Paseo Echegaray). Con luces que oscilan entre los 14 a los 32 metros, los arcos se apoyan en pilares de desigual ancho, con tajamares para desviar el agua. 
Fotos bajadas de Internet, si los autores no desean que estén en este espacio, les ruego me lo hagan saber y seran retiradas de inmediato. Gracias.





 

domingo, 17 de abril de 2022

Tarazona

 

Tarazona es un municipio español perteneciente a la provincia de Zaragoza, en la comunidad autónoma de Aragón. Es la capital de la comarca de Tarazona y el Moncayo, cabeza del partido judicial homónimo y sede episcopal de la Diócesis de Tarazona desde al
menos el año 449. Ocupa un espacio geográfico que históricamente ha sido frontera entre los reinos de Castilla, Navarra y Aragón. Esta singularidad, unida a que la comarca es un paso natural entre la meseta castellana y el valle medio del río Ebro, han otorgado a
Tarazona un carácter estratégico durante siglos. La ciudad se convirtió en la Edad Media en un enclave de referencia para las relaciones comerciales, diplomáticas, militares y religiosas —la Diócesis estaba conformada por territorios de tres reinos distintos--.
Sin embargo, la progresiva unificación de las Coronas de Castilla y Aragón fue devaluando ese valor estratégico. Hasta entonces, Tarazona fue testigo de bodas reales, pactos, guerras y celebraciones de Cortes. La fundación prerromana de la ciudad —así como su
temprana designación como sede episcopal— han ido conformando el casco antiguo como un espacio monumental y con un gran valor histórico-artístico. La convivencia pacífica durante décadas de comunidades cristianas, judías y musulmanas ha enriquecido todavía
más el conjunto urbano. El patrimonio turiasonense abarca desde el siglo I a.C. hasta el siglo XX. Tarazona cuenta con una larga tradición industrial, de cuyas numerosas fábricas quedan importantes vestigios de patrimonio industrial. Como reza el escudo de la ciudad,
la leyenda mitológica de la fundación de Tarazona atribuye la edificación de la misma a Tubalcaín, y la reedificación a Hércules: «TubalCain me aedificavit. Hercules me reaedificavit». Los restos más antiguos de la actual Tarazona datan de fines del siglo I a.C., si

bien existen noticias documentales y numismáticas de la acuñación de moneda en la Triaso celtíbera desde el siglo II a. C. En la época ibérica la ciudad se reducía al barrio del Cinto, pero tras la conquista romana de Hispania crece el perímetro urbano extendiéndose hacia

el río Queiles y ocupando la vega sobre la que hoy se alza la catedral. En la Hispania romana Tarazona recibió el nombre de Turiasu o Turiaso, siendo una próspera ciudad de derecho romano —sus habitantes tenían pleno derecho de ciudadanía romana— que
llegó a acuñar moneda propia en la ceca romana de Turiasu. Entre los varios hallazgos de época romana cabe señalar las escuelas «Allué Salvador» —villa urbana destruida en el siglo III d. C.—, la Casa de la Vicaría —otra villa destruida en la misma centuria que la


anterior— y un sarcófago encontrado en el Convento de los Carmelitas Descalzas. La Exposición permanente «Arqueología del Moncayo», en los bajos del Palacio Episcopal, exhibe algunas de las piezas, que van desde la prehistoria hasta la época romana. Sin

embargo, la pieza de mayor valor hallada en la ciudad se expone en el Museo de Zaragoza. Se trata de un busto excepcional del emperador César Augusto, tallado en sardónice indio a comienzos del reinado de Trajano. Es la mayor pieza que se conserva en esta piedra semipreciosa en todo el mundo, con un tamaño de 15 centímetros. Este hallazgo recuerda que, según la tradición, Augusto pasó por Tarazona cuando volvía de las guerras de romanización del norte peninsular y paró durante algún tiempo para recuperarse de diversas dolencias en los baños de Turiaso. De hecho, existe la creencia de que las aguas del Queiles tenían valores curativos. La pieza fue calificada como el hallazgo romano más importante en España en el siglo XX. En 2007 se
produjo otro gran descubrimiento de restos arqueológicos de esta época. Gracias a las obras de restauración de la catedral, salieron a la luz junto al pórtico un edificio semicircular con un gran mosaico romano de 100 metros cuadrados de superficie, una necrópolis y un baptisterio tardorromano, todo ello del siglo IV. En 2013 apareció un nuevo mosaico muy cercano al anterior. Ambos mosaicos parecen estar relacionados a un gran complejo romano que podría tratarse del foro. Estos restos están en proceso de estudio y musealización, ya
que destacan por no ser demasiado comunes en la península. Por otro lado, demuestran que el espacio actual de la catedral, a pesar de encontrarse fuera del recinto amurallado medieval, ha desempeñado un papel vital en el urbanismo de Tarazona desde muy temprano.
Ello vendría a justificar la construcción en ese lugar de la catedral por resultar ser un espacio sagrado antes ya de la invasión musulmana. Además, anteriormente a este descubrimiento ya se habían encontrado restos de un edificio romano de destacadas
dimensiones en la obras de restauración del palacio de Eguarás.  Las invasiones del siglo III conllevaron la destrucción de la parte baja de Tarazona, quedando los supervivientes recluidos en la zona del Cinto. A pesar de ello, la ciudad no desaparece sino que, por el
contrario, surge en el siglo VI como una de las fortalezas visigodas más importantes frente a los vascones, conocida como Tirasona. La catedral visigoda se hallaba situada en la actual Iglesia de la Magdalena. Ocupada por los musulmanes en torno al año 714, la
ciudad crece notablemente en las siguientes décadas, constituyendo el barrio del Cinto el núcleo principal o medina. Asimismo, surgen dos arrabales, uno en el actual barrio de San Miguel y otro en la zona de la calle Alta Merced. Se desconoce la ubicación de la mozarabía, que debió de ser importante hasta su traslado en 878 a Tudela, hecho que propició una importante regresión demográfica. Por su parte, los judíos estaban instalados en la llamada judería vieja. Tras la Reconquista, Tarazona acoge a un importante número de repobladores. Se crean dos barrios nuevos, uno en la calle Mayor y otro alrededor del arrabal de San Miguel. Los musulmanes son desplazados al alejado arrabal de Tórtoles y los judíos extienden su barrio mezclándose con los cristianos en la llamada judería nueva. Es a mediados del siglo XII
cuando comienza la construcción al otro lado del río de la nueva catedral, en un espacio que había sido ocupado desde la época romana pero que había quedado abandonado por el repliegue de la ciudad al Cinto. En septiembre de 1170 se produjo uno de los acontecimientos reales más señalados en la historia de la ciudad ya que en ese año se celebró la boda entre Alfonso VIII de Castilla y Leonor de Inglaterra. Ambos reyes jugaron un papel primordial en su época. Por un lado, Alfonso VIII lideró las tropas cristianas en la decisiva batalla de las Navas de Tolosa de 1212 contra los almohades. Por otro, Leonor, hija de los reyes Enrique II y Leonor de Aquitania y hermana de Ricardo Corazón de León, fundó el monasterio de Santa María la Real de Las Huelgas en Burgos. El
enlace contó con la presencia de Alfonso II de Aragón, aliado del castellano. Durante el reinado de Jaime II de Aragón la ciudad recibió diversas concesiones tales como la autorización para celebrar dos ferias al año (1301), el disfrute del Moncayo para los
turiasonenses (1323) y el privilegio de franqueza para sus vecinos (1327). En la llamada Guerra de los Dos Pedros, la ciudad fue ocupada por las tropas castellanas durante nueve años y sufrió enormes daños; finalmente los aragoneses, con la ayuda francesa,
recuperaron la ciudad en 1366. En su reconstrucción participaron activamente los hermanos y obispos Pedro Pérez Calvillo y Fernando Pérez Calvillo. El primero compró la Zuda en 1376 para convertirla en la casa del obispo y el segundo, cardenal, finalizó las obras de la
capilla catedralicia donde ambos se encuentran enterrados. 
Fotos bajadas de Internet, si los autores no desean que entén en este espacio les ruego me lo hagan saber y serán retiradas de inmediato.